Blog

Tu despacho podría ser víctima de una estafa


06/02/2012 Facebook Twitter LinkedIn Google+ Marketing jurídico


Internet se ha convertido en una oportunidad de enriquecimiento para personas con ética dudosa. Quizás conozcas la existencia de determinados tipos de estafa muy habituales en la red, algún día hablaremos de ellos. Hoy te relataremos un tipo de estafa cada vez más habitual que puede afectar a tu despacho y que seguramente desconozcas porque en ningún momento se habrán puesto en contacto contigo y de la que el propio New York Times se ha hecho eco.

Mientras que cada vez más personas utilizan internet para encontrar un profesional, en este caso un abogado, el anonimato que proporciona internet está dando lugar a la suplantación de la identidad de abogados y despachos con el fin de obtener más clientes. ¿Cómo se hace esto?

Sencillo. Una empresa de generación de clientes se ofrece a un despacho de abogados para conseguirle clientes a cambio de un precio. Este despacho de abogados indica qué ciudad o zona le interesa. A continuación la empresa procede a utilizar directorios, webs de anuncios gratuitos, google maps, google places, páginas amarillas, etc, donde dan de alta a auténticos abogados de la zona incluso con su dirección real pero con teléfonos y direcciones de email distintas. De esta forma cuando el cliente llama o envía un correo electrónico la persona que lo recibe está contratada por esa empresa de generación de clientes y su llamada o email es derivado hacia el despacho de abogados que ha contratado el servicio. Se conoce que esta estafa ha llegado tan lejos como para no sólo inventar abogados inexistentes sino incluso utilizar la identidad de abogados reales y sus fotografías.

Afortunadamente en algunos casos hay medios para reclamar la identidad de aquellos perfiles de abogados que no hayan sido creados o autorizados por los afectados.

Comentarios