Blog

Defendiendo a mi cliente: las cuatro estrategias de la defensa


15/11/2011 Facebook Twitter LinkedIn Google+ Marketing jurídico


¿Inocente o culpable? ¿Responsable o irresponsable? Tal vez nunca hayas pensado en ello pero hay cuatro estrategias principales de defensa no sólo ante los tribunales sino ante cualquier acusación ya sea en la vida personal o profesional. A continuación te indicamos cuáles son:

  • El status coniecturalis: se trata de poner en cuestión la autoría real del caso. En otros escenarios estaríamos hablando de negar nuestra responsabilidad en lo sucedido o incluso señalar la culpabilidad de otra persona. Ejemplo: “Mi cliente no ha podido ser responsable de ese homicidio puesto que se encontraba a más de doscientos kilómetros en una reunión como podemos probar”.
  • El status definitivus: se trata de poner en cuestión el hecho en sí mismo, concretamente la categoría usada por el acusador frente a la que entendemos que correspondería y que consideramos más adecuada al caso. Así estaríamos hablando de justificar lo que hemos hecho colocándolo bajo un foco o con un motivo distinto al que nos atribuyen. Ejemplo: “Mi cliente no puede ser acusado de violación ya que se trató de una relación sexual consentida”.
  • El status qualitatis: se trata de poner en cuestión no el hecho sino su calidad y si hay algún buen motivo que justifique su conducta. Así se hacía antiguamente con los asesinatos con motivaciones políticas (acabar con el tirano) o religiosas (acabar con el hereje), no discutiéndose el acto en sí sino justificándolo por un interés mayor que se debe proteger. Ejemplo: “Es cierto que mi cliente golpeó a ese hombre pero lo hizo en defensa propia”.
  • Y el status translationis: se trata de poner en cuestión la autoridad para juzgar el caso ya sea por falta de contenido de la acusación, de jurisdicción o de competencia del juez. En este caso la estrategia se basaría en conseguir que la acusación fuese rechazada sin entrar a debatirla ya que en realidad no existe caso o el tribunal no tiene capacidad para resolverlo.
Comentarios