Blog

Consejos para abogados que ejercen en solitario (y V)


19/12/2011 Facebook Twitter LinkedIn Google+ Marketing jurídico


Haz una lista de deberes de marketing. El dinero destinado a marketing es tan importante como el tiempo que le dediques personalmente. Lo más recomendable si quieres ver crecer tu clientela es que dediques la quinta parte de tu tiempo de trabajo a actividades relacionadas con el marketing. Esto abarca actividades tan dispares como redactar artículos legales o asistir a cenas donde puedas conseguir contactos. Como toda actividad laboral márcate un horario y un calendario y síguelo. La constancia acabará dando fruto, ya lo verás.
Analiza si te interesa anunciarte en los medios de comunicación. No siempre es apropiado, conveniente o rentable hacer uso de la publicidad. Especialmente si estás empezando tu presupuesto para este tipo de inversiones será escaso y si es escaso es probable que la publicidad que hagas no sea suficiente para marcar la diferencia. Piénsatelo bien y si sigues adelante busca un profesional que te asesore.
Decora tu oficina. Piensa en tu oficina y piensa en el tipo de clientes que tienes o esperas conseguir. ¿Son compatibles? ¿Qué ve un cliente cuando cruza tu puerta? ¿Crees que le gustará? ¿Es la imagen que quieres enviar? ¿Está la oficina limpia y ordenada? ¿Las paredes están pintadas? ¿El inmueble está bien conservado? ¿Tienes publicaciones actuales en la sala de espera? ¿Han sido escogidas esas publicaciones según el tipo de clientes que podrán leerlas? Las primeras impresiones son duraderas y la primera impresión para un cliente es tu oficina.
Usa las facturas en tu plan de marketing. Los honorarios profesionales son una herramienta fundamental de marketing de cara a tus clientes. Antes de comenzar la relación profesional habla con tus clientes de tus tarifas, los plazos y forma de pago, lo que incluyen y lo que no, etc. Ya facturas por horas o con una tarifa fija previamente acordada ten presente que los honorarios tienen que dar al cliente la idea de que los servicios que le estás prestando y por los que está pagando son valiosos y el precio es justo. Analiza la conveniencia de asumir algún pequeño coste no contemplado en principio con el cliente. No hay peor mensaje para enviar a un cliente que te paga miles de euros por tus servicios que incluir en la factura un apartado con el coste de un sello postal. Igualmente no es buena idea redactar grandes facturas. Es mucho mejor facturar con una mayor frecuencia cantidades menoras ya que las facturas grandes tienden a ser más problemáticas para ser cobradas y despiertan el rechazo del cliente. Recuerda usar papel de calidad para las facturas. Personalízalo y a ser posible haz que sean entregadas personalmente y con una breve nota tuya escrita a mano. Como abogado individual tienes que esforzarte en proporcionar el servicio más personal posible.

Recuerda que todos estos consejos no sirven de nada si no te esfuerzas seriamente en proporcionar la mejor experiencia posible a tus clientes. Sé tenaz, consecuente, trabajador y ten presente siempre que lo primero son tus clientes.

Una última cosa. Dentro del marketing existe una regla: que se necesitan seis contactos para hacer una venta. Sé perseverante.

Comentarios
  1. Santiago dijo 11/07/2014 3:16 am:

    Me parecen muy utiles estas recomendaciones, debido a mi experiencia personal agregaria un consejo mas: Saber escuchar y entender al cliente y mas cuando este no domina nuestro idioma a la perfeccion. Lo digo porque tengo un cliente quien pese a que su proceso aun no finaliza, ha dicho estar muy satisfecho por sentir que es escuchado, cosa que no le ocurria con otros abogados

    1. info-derecho dijo 11/07/2014 8:06 am:

      Gracias por tu aportación Santiago.