Blog

Cómo disciplinar tu bandeja de entrada


31/10/2011 Facebook Twitter LinkedIn Google+ Marketing jurídico


¿Un día tras otro se acumulan docenas de correos electrónicos en tu bandeja de entrada? ¿Has tenido alguna vez la sensación de una lluvia interminable de emails que se comen todo tu tiempo de trabajo? Pues si quieres darle solución sigue los siguientes consejos:

  • Mantén tu bandeja de entrada vacía. Crea una nueva carpeta en tu gestor de correos electrónicos y archiva en ella todos los emails que ya has leído o respondido y que merece la pena conservar. Es una cuestión meramente psicológica pero funciona. Ver la bandeja de entrada limpia te quitará mucho estrés.
  • Resuelve inmediatamente cualquier email que acabes de leer. Hay personas que cometen el error habitual de leer un email y dejar su respuesta para más adelante. Actuar así es una pérdida de tiempo porque te obliga a leer y releer ese email. Evítalo en lo posible.
  • No permitas que la bandeja de entrada se llene de emails sin leer. Léelos y una vez leídos actúa sobre ellos de una de las cuatro maneras siguientes: responder, reenviar, archivar o eliminar. Como ya hemos dicho sólo en casos extremos tienes que dejar la respuesta para más adelante como cuando el email requiere una respuesta compleja o te falta información para responder.
  • Haz buen uso de la carpeta de correo no deseado para desembarazarte de aquellos emails o remitentes que no son de tu interés. Eso sí, ten presente que de manera periódica deberías echar un vistazo en esa carpeta ya que puede ocurrir que acaben en ella mensajes de tu interés que han sido catalogados como spam por tu gestor de correo electrónico o tu antivirus.

Y recuerda: una bandeja de entrada limpia y ordenada tiene los mismos efectos que un cerebro limpio y ordenado.

Comentarios