Blog

8 consejos para una tarjeta de visita profesional y económica


07/06/2012 Facebook Twitter LinkedIn Google+ Marketing jurídico


Las tarjetas de visita son un compañero de viaje imprescindible tradicionalmente para los abogados. Muchos abogados no miran más allá. Sin embargo una tarjeta de visita no sólo contiene datos de contacto sino que también es una herramienta de marketing fundamental. Por eso hay que dedicar un mínimo de tiempo a su elaboración. Aquí tienes ocho consejos para conseguir una buena tarjeta de visita:

Piensa en un nombre adecuado para tu negocio y asegúrate que está disponible. Regístralo para que no te lo puedan arrebatar.

Desarrolla un logotipo profesional. La tarjeta de visita te representará a ti y a tu despacho para siempre. En perspectiva es un inversión muy pequeña. Regístralo también.

Estudia la dirección de tu despacho. A lo mejor trabajas desde casa o tienes contratado un apartado de correos porque no te puedes permitir un despacho independiente. Si es suficiente para ti, bien. Sin embargo hoy día en la mayor parte de las ciudades existen negocios que proporcionan servicios de oficina virtual consistentes en proporcionar una dirección real para tu despacho en un centro de negocios donde recogerán tu correo y tendrán a tu disposición una serie de servicios profesionales útiles. Esta es una solución mejor.

Crea un sitio web. Hoy día tener una web de tu negocio, sea cual sea, es fundamental para dar una imagen de profesionalidad. Para ello te hará falta comprar un dominio, contratar un hosting y encargar el desarrollo de la web a un programador o hacerlo tú mismo.

Configura tu propia cuenta de correo electrónico. Evita el uso de correos electrónicos gratuitos como hotmail, gmail o yahoo, que dan una imagen poco profesional, o, peor aún, los regalados por tu compañía de móvil o tu proveedor de internet. Quizás en el futuro cambies de proveedor y no querrás perder la cuenta de correo electrónico que usas para trabajar. Muchas empresas de hosting regalan cuentas de correo electrónico vinculadas al dominio que has comprado. Aprovéchalo.

Analiza tu número de teléfono y fax. No es buena idea aprovechar la línea telefónica de casa como número fijo. Tampoco es la mejor solución incluir sólo tu número de móvil. Lo ideal es que figure un número 902 si se trata de un gran despacho o un número fijo normal si se trata de un despacho mediano/pequeño y tu número de móvil es opcional aunque piensa que siempre podrás escribirlo a mano en la tarjeta de visita en caso de ser necesario. Lo mismo que decimos para el número fijo es aplicable al número de fax. También tienes la posibilidad de tener un número fijo virtual asociado a tu móvil.

Acude a una imprenta. Hay máquinas que te hacen inmediatamente un buen puñado de tarjetas a un precio razonable. Si es para salir de un apuro puede servir pero en todos los demás casos es mejor acudir a una imprenta. Compara precios y calidades y decídete por una. En unos días tendrás tus nuevas tarjetas de visita.

Un último consejo. Si eres un abogado individual incluye tu nombre y apellidos en tu pack de tarjetas. En cambio si tienes empleados necesitarás como mínimo dos packs, uno para ti con tu nombre y apellidos, y otro general para el resto de empleados del despacho. De esa manera no tendrás que tirar a la basura un montón de tarjetas si hay cambios en el personal o en las responsabilidades de tus empleados.

Comentarios