Blog

4 consejos para causar una buena impresión


04/07/2012 Facebook Twitter LinkedIn Google+ Marketing jurídico


Las primeras impresiones son fundamentales ya se trate de momentos personales o profesionales. Si al primer golpe de vista atraemos ya tendremos recorrido gran parte del camino para establecer una relación positiva con la otra persona. ¿Cómo conseguir esto? Siguiendo estos sencillos consejos:

Viste bien

No te pongas lo primero que encuentres en el armario. Escoge prendas que te hagan sentir cómodo y confiado y que estén en consonancia con tu entorno personal o laboral o el lugar al que vas a tener que acudir. Viste adecuadamente y no desentones. Las circunstancias y el sentido común indicarán qué prendas y colores serán los más acertados. Preocúpate igualmente de los complementos y accesorios. Zapatos, cartera, bolso, reloj, cinturón o joyería dirán mucho sobre ti.

Sonríe

La sonrisa siempre ayuda a producir una buena impresión. Da calidez a las relaciones y favorece la comunicación. Eso sí, sé natural y si no puedes no finjas con una sonrisa falsa. Se notará y es peor que no sonreír.

Muéstrate seguro

Nuestro lenguaje corporal dice mucho de nosotros. Manténte recto y evita gestos o tics que puedan ser desagradables para los demás o dar lugar a malas interpretaciones.

Céntrate en los demás

Las personas están más interesadas en sí mismas que en los demás. Su vida, su familia, su trabajo… les parecen cosas interesantísimas y que tienen el mismo interés para todo el mundo que para ellos. Aunque no sea así finje que es verdad. Recibir la atención de alguien es un bien relativamente escaso y por eso muy agradecido. La mayor parte de las veces que una persona es considerada buena conversadora es porque escucha lo que dicen sus interlocutores. Por eso abstente en lo posible de atender llamadas de móvil, sms o emails mientras estás con otras personas. Eso no es centrarse en los demás.

Comentarios