Tipos de documentos jurídicos

En derecho hay diversos tipos de documentos jurídicos con un contenido y eficacia legal muy distintos según el caso.

La sentencia: la sentencia es una resolución dictada por un juzgado o tribunal en la que se decide una controversia entre dos o más partes indicando lo que es derecho para ese caso concreto. La doctrina que contienen las sentencias en el caso del tribunal supremo si se repiten reiteradamente constituyen jurisprudencia.

El dictamen: el dictamen es la opinión escrita y razonada que emite un abogado sobre algún problema jurídico. Suele componerse de antecedentes, consulta, fundamentación jurídica y conclusión.

Documentación judicial: la documentación judicial refleja las diferentes actuaciones de los tribunales de justicia. Pueden ser escritas u orales, en este último caso tienen que ser trasladadas a un acta para que quede debida constancia. Hay cinco autores diferentes de documentación judicial: actos de parte (demandas, proposición de pruebas, recursos), actos del juez (resoluciones judiciales, providencias, autos y sentencias), actos del secretario judicial (diligencia de ordenación, actas, notificaciones, emplazamientos), actos de terceros (dictámenes periciales), actos del agente judicial (diligencias de embargo).

Documentación extrajudicial: la extrajudicial tiene formas muy diversas y puede ir desde constituir una sociedad anónima al recibí de una compra. En función de la importancia y de la seguridad jurídica que se debe proteger a veces incluyen la intervención de fedatarios públicos como notarios o registradores que califiquen, den fe y garanticen la legalidad y la adecuada formalización. Los documentos extrajudiciales pueden dividirse en cuatro grupos. Los documentos privados son aquellos que se redactan entre los interesados a fin de documentar un acto jurídico (testamento ológrafo, letra de cambio, carta de despido, compraventa, arrendamiento…). Los documentos públicos son aquellos en los que interviene un funcionario público que trabaje para una administración pública (recurso de una multa de tráfico, solicitud de una subvención…). Los documentos notariales son aquellos en los que interviene un notario siendo obligatoria esta intervención por razones de seguridad jurídica en documentos como el testamento abierto, la constitución de sociedades, escritura de apoderamiento, compraventa de inmuebles, constitución de hipotecas, protocolización de partición excelencias… Los documentos mercantiles son los que se formalizan por motivo de actos de comercio como una póliza de préstamo bancario o una letra de cambio.