Gastos deducibles en el arrendamiento de vivienda

Los gastos deducibles del arrendamiento de vivienda son:

  • Los intereses producidos por créditos que se abonen por la compra de la vivienda
  • Los tributos que incidan sobre los rendimientos o sobre la vivienda
  • Los gastos de formalización del arrendamiento y los de defensa de carácter jurídico
  • Los gastos de conservación y reparación (que no incluyen las cantidades destinadas a la ampliación o mejora de la vivienda)
  • Los contratos de seguro (de responsabilidad civil, incendio, robo, rotura de cristales u otros de naturaleza análoga)
  • Las cantidades destinadas a servicios o suministros (luz, agua, gas, teléfono)
  • El importe que se destine a la amortización de la vivienda, siempre que responda a su depreciación efectiva. Su cálculo se realiza aplicando el porcentaje del 3% sobre el mayor de los siguientes valores: el coste por la compra de la vivienda o el valor catastral, ambos sin incluir el valor del suelo.
Tagged with 

Deja un comentario