Cuánto tiempo y cómo hay que conservar las facturas

Según la legislación española los empresarios y profesionales están obligados a conservar las copias de las facturas o documentos que las sustituyan, expedidas por ellos o por su cuenta, durante el plazo de cuatro años (normativa fiscal) y durante seis (normativa mercantil) en el caso de “libros, correspondencia, documentación y justificantes concernientes a su negocio” a contar desde el último asiento realizado en los libros.

La razón de esto es evitar la desaparición de documentación relevante en el caso de inspecciones ya que como el  plazo de prescripción empieza a contarse desde el día siguiente al último del plazo voluntario de declaración ese lapso de tiempo podría dejar fuera a algunos documentos.

En el caso de que estemos ante bienes de inversión las facturas tendrán que conservarse durante el correspondiente período de regularización y, además, los cinco años siguientes.

Tagged with 

Deja un comentario